Page 9

Sochinut_43_3

consistencias o texturas. La edad promedio de estos niños era 35 meses; 33% eran menores de 2 años y 58% menores de 3 años. Pertenecían al sexo femenino 44,8%. 230 Entre los niños con dificultad para alimentarse, 85 (97,7%) realizaban sus comidas en el hogar, 78 (89,7%) eran alimentados por su madre; 71 (81,9%) se alimentaban acompañados por la familia; 63 (72,4%) tenían su silla o lugar a la mesa para comer. En 30 (35%) la dificultad para alimentarse persistía cuando el niño era alimentado en un sitio diferente al hogar. Al comparar el grupo de niños con DA con el grupo que no presentó dificultades se observó una mayor proporción de usuarios del sistema público de salud (83,9% vs 65,8%), con una diferencia estadísticamente significativa. Ambos grupos fueron similares con respecto a sexo, edad, raza, antecedentes vinculados al embarazo, al parto o a la etapa perinatal. Una mayor proporción de niños del primer grupo eran producto de primera gestación (40.2% vs 33.1%), nacidos por cesárea (39.1% vs 28.8%) y prematuros (10.3% vs 4.2%), aunque ninguna de estas variables fue significativa. Los niños con DA no presentaron más hospitalizaciones previas ni mayor número de hermanos con las mismas dificultades. El nivel de educación materno fue similar en ambos grupos. La proporción de niños que recibió pecho materno fue similar entre niños con y sin dificultades alimentarias, así como la duración de la lactancia. En ambos grupos fue similar la edad de introducción de otros alimentos lácteos. La proporción de niños que iniciaron la ablactación antes o después de los 6 meses fue similar. Entre los niños con dificultades alimentarias una mayor proporción recibía un litro o más de leche al día (p<0,05). Los hábitos alimentarios para ambos grupos de niños se detallan en la tabla 1. La comparación del estado nutricional entre niños con y sin dificultades alimentarias evidenció desnutrición aguda Machado K. y cols. en 2.3 y 0.8%; sobrepeso en 12.6 y 17.8%; obesidad en 1.1 y 1.1%; talla baja en 18.4 y 10.2%. En ninguno de los casos la diferencia fue significativa. DISCUSIÓN El rechazo del alimento en niños pequeños es un problema prevalente, constituyendo motivo de consulta frecuente en la práctica pediátrica, representando hasta 12% de las consultas en niños de 1 a 4 años13. Debe diferenciarse de la anorexia aguda la que acompaña las enfermedades intercurrentes (14, 16). La prevalencia de las DA es variable, sobre todo por uso de diferentes denominaciones. En este estudio se consideró como tal la percepción de los cuidadores de que el niño no comía adecuadamente (1). También influyen las diferencias en la población de niños considerada (1, 8, 13). En Reino Unido un estudio reportó una prevalencia de 40%, en edades cercanas a los 15 meses. En Nueva Zelanda, se diagnosticó que 24% de los niños de 2 años presentaban este padecimiento, el que se prolongaba hasta los 4 años en 17% (13). La prevalencia es tan elevada y está tan extendido geográficamente que se podría interpretar como una característica propia de niños sanos menores de 2 años (13). La prevalencia encontrada en este estudio es semejante a la de países desarrollados. Los tipos de DA más frecuentes en este grupo de pacientes fueron “no comer determinados alimentos” y “demorar demasiado para comer”. La bibliografía plantea que predominan niños catalogados por sus padres como “sin hambre a la hora de comer”, “que comen escasa cantidad” y “caprichosos o selectivos” (13). Un porcentaje importante demoraba demasiado para comer, hábito que podría corregirse con relativa facilidad. El niño debería comenzar a comer en los 15 minutos que siguen al ofrecimiento de la comida y terminar 20 minutos después. TABLA 1 Dificultades en la alimentación en niños sanos de 1 a 5 años. Hábitos alimentarios. Variable Niños con dificultades Niños sin dificultades P OR en la alimentación (n=87) en la alimentación (n=118) I C 95% No alimentados por su madre: n (%) 9 (10,3) 3 (2,5) <0,05* 4,42 (1,16-16,86) Comían en su casa: n (%) 85 (97,7) 118 (100) NS* 0,00 (0,00-2,55) No tenían su lugar para comer: n (%) 24 (27,6) 21 (17,8) NS* 1,75 (0,90-3,43) Presencia de distractores: n (%) 80 (91,9) 92 (77,8) <0,05* 3,23 (1,33-7,84) TV durante la comida: n (%) 73 (83,9) 78 (66,1) <0,05* 2,66 (1,35-5,43) Recibían premios por comer: n (%) 61 (70,1) 31 (26,3) <0,05* 6,51 (3,54-12,23) Recibían castigos por no comer: n (%) 68 (78,2) 35 (29,7) <0,05* 8,49 (4,44-16,28) Presentaban dificultades en sitios no habituales de alimentación: n (%) 53 (62,4) 20 (16,9) <0,05* 8,12 (4,22-15,65) *Chi cuadrado. (OR: odds ratio; IC: intervalo de confianza; NS: no significativo)


Sochinut_43_3
To see the actual publication please follow the link above