ARTÍCULOS DE ACTUALIZACIÓN - Acido úrico ¿un nuevo factor contribuyente al desarrollo de obesidad?

Sochinut_43_3

Alex Valenzuela M. Carrera de Nutrición y Dietética de las Universidades del Desarrollo y Mayor, Santiago, Chile Dirigir la correspondencia a: Prof. Alex Valenzuela M. Docente de la Carrera de Nutrición y Dietética Universidades del Desarrollo y Mayor, Santiago, Chile. avm@mi.cl Este trabajo fue recibido el 28 de Diciembre de 2015 y aceptado para ser publicado el 1 de Junio de 2016. 303 ARTÍCULOS DE ACTUALIZACIÓN Acido úrico ¿un nuevo factor contribuyente al desarrollo de obesidad? Uric acid: is it a new contributing factor to the development of obesity? Rev Chil Nutr Vol. 43, Nº3, 2016 ABSTRACT The excess of uric acid is recognized as a risk factor for diverse metabolic diseases which include gout, urolithiasis, type 2 diabetes, arterial hypertension as well as metabolic syndrome and cardiovascular disease. Current studies suggest that the exaggerated increment in fructose consumption, caused mainly by added suggars, is implicated in the high prevalence of hyperuricemia in the western population.The loss of uricase by mutation of its gene 15 million years ago in the large hominids, including man, has contributed to hyperuricemia, facilitated through the metabolism of fructose the formation of uric acid. It has been proposed that the elevation of uric acid in the remote past was an evolutionary benefit to intensify the lipogenic effects of fructose, allowing humans to survive periods of fruit shortages. However, today the high consumption of fructose and resultant hyperuricemia are a disadvantage, increasing the development of obesity and type 2 diabetes. Key words: Uricase, fructose, obesity, uric acid, hyperuricemia INTRODUCCIÓN El ácido úrico es un producto final del metabolismo de las purinas, cuyas concentraciones plasmáticas dependen de la ingesta de purinas dietarias, de su biosíntesis a partir del metabolismo endógeno de purinas y del balance renal, en donde el 90% del ácido úrico filtrado es reabsorbido (1). A diferencia de otros mamíferos (incluyendo monos del Viejo Mundo), peces y aves, los humanos y primates del Nuevo Mundo carecen de la enzima hepática uricasa, la cual es necesaria para convertir el ácido úrico en alantoína, un producto atóxico que es excretado por la orina (2). El exceso de ácido úrico en sangre conocido como hiperuricemia, es un factor de riesgo importante para gota, urolitiasis y nefropatía aguda y crónica, no obstante que también lo es para hipertensión arterial, diabetes tipo 2, síndrome metabólico, enfermedad cardiovascular y ahora último obesidad (3,4). Concentraciones reducidas de ácido úrico en sangre no han sido relacionadas mayormente a enfermedad, aunque en el último tiempo algunas investigaciones señalan que podrían asociarse a algunas enfermedades neurológicas, posiblemente como consecuencia de una menor actividad antioxidante de este (5-7). EFECTOS BENEFICIOSOS DEL ÁCIDO ÚRICO Si bien al ácido úrico se asocia habitualmente con enfermedad, hay algunos hechos que permiten sugerir alguna ventaja evolutiva en la especie humana, como por ejemplo que la mayor parte del ácido úrico filtrado se reabsorba a nivel renal en vez de eliminarse y que animales inferiores puedan degradarlo hasta moléculas más simples (8,9). Lo anterior, indica que el ácido úrico no debiera ser un producto tóxico para los humanos, sino más bien cumplir un rol beneficioso, sin embargo las razones de ello permanecen poco claras hasta el presente, describiéndose acciones antioxidantes, neuroprotectoras e inmunes (5,10). Con respecto a su capacidad antioxidante, el ácido úrico es considerado uno de los más importantes de tipo no enzimáticos, atribuyéndosele 50% de la capacidad antioxidante de la sangre, con un amplio espectro de acción, incluyendo: radicales libres e iones metálicos (hierro, cobre), además de DOI 10.4067/S0717-75182016000300011


Sochinut_43_3
To see the actual publication please follow the link above