Page 77

Sochinut_43_3

viales criogénicos previamente identificados. Estas muestras se conservaron en nitrógeno líquido hasta efectuarse los análisis correspondientes. 298 Se realizó la separación del ARN total siguiendo el método de Chomczinsky, utilizando TRIzol ® (Invitrogen TM Paisley, Reino Unido), posteriormente el ARN purificado (2 mg) fue tratado con DNasa (DNA free kit; Ambion, Austin, TX, USA). La síntesis de ADNc se realizó utilizando el kit High-Capacity cDNA. Reverse Transcription Kits (Thermofisher). Los iniciadores se diseñaron en función a la información disponible en The National Center for Biotechnology Information (NBCI): para SREBP-1: (5´TGGAGCGAGCATTGAACTGT-3´) y (5´-GTGGTAGCCATGCTGGAACT-3´), para el análisis de la expresión Δ5D el cebador fue (5´-CCACTACGCTGGTCAGGATG -3´) y (5´- AGCGCCTTATTCTTGGTGGG-3´), para la expresión de Δ6D se utilizó (5´-TTACCAAATGGTCCCAGCGG-3´) y (5´-ATCTGAGAGCTTTTGCCCCG 3´). La expresión génica (PCR-RT) de las desaturasas Δ5 yΔ6 se evaluó en seis ratas por tratamiento. Los niveles de expresión de los genes diana se normalizaron a través de la expresión de Beta actina. Para cuantificar la expresión génica se utilizó SYBR Green Brilliant II Master Mix (Agilent), según recomendaciones del fabricante. La expresión relativa se calculó mediante el método 2(- ΔΔCt). Estos análisis se realizaron en los laboratorios del Departamento de Nutrición de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile. Análisis estadístico Todos los resultados se presentan como promedio ± D.E. La distribución normal de los datos se analizó con la prueba de Ryan-Joiner (similar a Shapiro-Wilk) y la homogeneidad de varianza con la prueba de Levene. Cuando fue necesario se recurrió a la transformación logarítmica de datos previo al análisis estadístico, que consistió en un Análisis de Varianza (ANOVA) de una vía para evaluar el peso inicial, y ANOVA con arreglo factorial 2x2 para determinar el efecto de la suplementación de una dosis de un extracto de maíz morado y de aceites de chía u oliva, así como la interacción de ambos factores sobre el peso, consumo de alimento, edad a la eutanasia, proporción de grasa visceral de las ratas y la expresión génica de SREBP-1, Δ5D y Δ6D en la glándula mamaria. El nivel de diferencias estadísticas fue preestablecido en p < 0.05 y las diferencias entre medias se estimaron usando el test de comparación múltiple de Tukey. La comparación de la edad a la eutanasia se evaluó con la prueba de Kruskal-Wallis. Reyna S. y cols. Los análisis se desarrollaron utilizando el paquete estadístico Minitab (versión 16 State Collage, PA, U.S.A) RESULTADOS Y DISCUSIÓN Parámetros de crecimiento y grasa abdominal El peso inicial no mostró diferencias entre tratamientos (p=0.379). No se observó que el consumo del aceite de chía u oliva, y el EMM ejerza efectos significativos sobre el peso final, consumo de alimento y la proporción de grasa abdominal de las ratas (tabla 2). Al respecto Valenzuela et al. (18), tras una intervención de 21 días no encontraron diferencias en el peso y consumo de alimento en ratas a las que se les suministró aceites de girasol, rosa mosqueta, chía o una mezcla de aceite de oliva y aceite de pescado. En otro estudio tampoco se observaron diferencias significativas en el consumo de alimento y el peso de ratas lactantes que recibieron una dieta con similar contenido energético, aunque con diferentes niveles de aceite de maíz (19); en contraste, se ha señalado que una dieta rica en aceite de linaza disminuyó el peso corporal de ratas lactantes (17). En humanos, el suministro de AGPI n-3 no se asoció a cambios en el peso corporal (20), mientras una reducción del porcentaje de grasa corporal se asoció con la ingesta de ALA, pero no con la de EPA y DHA (21). Los resultados divergentes de estos estudios podrían explicarse por la variedad de diseños experimentales utilizados, los tipos y dosis de AGPI n-3, las características de los participantes y altas tasas de deserción de los mismos. Es este sentido, no existen datos concluyentes sobre el efecto de los AGPI sobre el peso corporal (20), existiendo insuficiente evidencia para relacionar la ingesta de AGPICL, el peso corporal y porcentaje de obesidad (22). El suministro del EMM permitió un consumo estimado de 0.09 mg de antocianinas/ kcal/día, similar a la dosis de antocianinas utilizada por Toufektsian et al. (14). Si bien esta dosis es aproximadamente 13 veces más de lo que se estima en una dieta occidental - de 12.5 mg de antocianinas /día para una dieta estimada en 2000 kcal (23), el rango de ingesta de antocianinas es muy amplio, estimándose entre 180-215 mg/ día (24). Ya que el consumo de alimentos fue similar entre tratamientos durante todo el experimento, se asume que la adición del EMM en la proporción indicada no influyó en la palatabilidad de la dieta. Similar a nuestros resultados, Toufektsian et al. (14) y Takikawa et al. (16) no reportaron diferencias para el consu- TABLA 2 Peso final, consumo de alimento y proporción de grasa visceral. OL±(DE) CH±(DE) OL+EMM ±(DE) CH+ EMM ±(DE) Presencia Aceites Presencia de EMM de EMM x tipos aceites Peso final (g) (eutanasia) 244,67±20,69 (ns) 249,33±21,31 (ns) 230,89±22,39 (ns) 241±13,93 (ns) 0.105 0.181 0.882 Consumo de alimento g/día* 1,26±0,036 (ns) 1,26±0,03 (ns) 1,27±0,028 (ns) 1,25±0,031 (ns) 0.594 0.748 0.456 Proporción de grasa visceral 2,98 ± 0,83(ns) 2,48 ± 0,55 (ns) 2,53 ± 0,87 (ns) 2,88 ± 0,46 (ns) 0.754 0.908 0.076 Los valores representan el promedio ± DE de 9 ratas por tratamiento. Letras diferentes indican diferencias significativas entre tratamientos (p< 0.05; ANOVA de una vía y prueba de Tukey). *Transformación logarítmica de datos.


Sochinut_43_3
To see the actual publication please follow the link above