Page 52

Sochinut_43_3

273 Consumo aparente de frutas, hortalizas y alimentos ultraprocesados en la población chilena los quintiles. Por otra parte, el gasto en pan y cereales, legumbres, hortalizas y aceites y grasas es mayor en los quintiles inferiores en todas las macrozonas. Contrariamente los pescados, frutas, productos lácteos, quesos y huevos son comprados en mayor proporción por los quintiles superiores. El ítem de bebidas no alcohólicas alcanza 8% del gasto promedio mensual en todas las regiones observándose mayores gastos en los quintiles intermedios. El gráfico 2 muestra que el gasto total en frutas corresponde al 4% del gasto total promedio mensual en alimentos, con una mayor proporción destinada a la compra de plátano. El gasto en manzana, naranja y mandarina es mayor en los quintiles I y V en el GS, mientras que en el RCR, la manzana es principalmente comprada en el quintil III y la naranja y mandarina en el quintil V. El resto de las frutas representan cifras que bordean el 5% de gasto, destacándose la frutilla, que es mayormente adquirida en el quintil V. Del gasto total en hortalizas, las papas y tubérculos frescos son comprados en mayor proporción en el GS y en los quintiles inferiores, con diferencias de hasta 13 puntos porcentuales con respecto al quintil más alto. El gasto en tomate es levemente más alto en el quintil I en todas las regiones del país, contrariamente a lo que sucede con la palta que es proporcionalmente más consumida en los quintiles más altos, con cifras que superan el 10% del gasto total en hortalizas (gráfico 3). El resto de las hortalizas no presenta diferencias mayores. Del total de compras en alimentos, 4,5%; representa el gasto en masas dulces y repostería en el quintil V, mientras que en el quintil I sólo alcanza cifras cercanas al 1,5% en todas macrozonas. En el GS el gasto en embutidos cocidos y galletas es mayor que en el RCR, existiendo diferencias por quintiles de ingreso sólo en este último, destacándose un mayor consumo de galletas en el quintil V. En el RCR, se observó un gasto mayor en embutidos frescos en los quintiles más bajos con respecto al GS. El gasto en chocolates, es proporcionalmente mayor en los quintiles de mayores ingresos en todas las zonas del país. DISCUSIÓN El presente estudio documenta diferencias del gasto promedio mensual en alimentos y bebidas no alcohólicas en hogares del GS y el RCR, observándose patrones de consumo más saludables en los quintiles superiores, con mayor proporción mensual de gasto en pescado, productos lácteos, queso, huevos, frutas y hortalizas, recomendados en las Guías Alimentarias para la Población Chilena (GABAs) (19), y menor proporción de gasto en pan y cereales, carnes, aceites y grasas. Las familias ubicadas en los primeros quintiles gastan mensualmente la mitad del monto destinado a alimentación en pan-cereales (23%) y carnes (22%), mientras que las familias de los quintiles superiores destinan 50% del gasto destinado en alimentos a los grupos pan-cereales (16%), carnes (20%) y productos lácteos, queso y huevos (13%). En relación al grupo pan-cereales, se observó una gradiente decreciente indicando que el gasto en estos productos en los niveles socioeconómicos (NSE) más bajos es mayor. Este resultado es congruente con los reportes de la Encuesta Nacional de Consumo Alimentario (ENCA) 2010-2012 realizada en Chile, que refiere que la población de NSE bajo consume GRAFICO 1 Distribución del gasto promedio mensual por hogar en alimentos y bebidas no alcohólicas (%), según quintil de ingreso, Gran Santiago y el resto de las capitales.


Sochinut_43_3
To see the actual publication please follow the link above