Page 27

Sochinut_43_3

el gasto energético es una incertidumbre. 248 Otro sistema de clasificación de niveles de AF ha sido propuesto por distribución directa de puntos según una escala pre-establecida. Un cuestionario sencillo de AF con cinco ítems y once preguntas, asociado a un sistema de puntaje con escala de 0 a 10, fue introducido por Burrows et al (14). Este instrumento esta en uso en el Centro de Diagnóstico del Instituto de Nutrición y Tecnología de Alimentos (CEDINTA) de la Universidad de Chile y fue validado en escolares de 8 a 12 años, mostrando una buena concordancia con los valores acelerométricos y con una sensibilidad del 89% para identificar escolares demasiado sedentarios (15). Sin embargo, la atribución de puntos no tomó en cuenta el nivel de intensidad de los ítems así registrados. En la misma línea, el trabajo de Yañez et al (16) en adolescentes en la Ciudad de Talca, Chile, con un cuestionario de 11 preguntas y puntaje de 11 a 45 deriva a una clasificación de AF en percentiles quizás más objetiva. El diario de actividad, con su registro prospectivo, fue descrito por Bouchard et al en 1983 (17) y validado por Bratteby et al 1997 (18). Este instrumento ha tenido un uso relativamente reducido en la población pediátrica, por limitada cooperación en el proceso y confiabilidad puesta en duda, aun con adolescentes. Esto ha cambiado, y según estudios recientes, comparando el diario de actividad con acelerometría en niños o adolescentes, la validez de este instrumento fue calificada de razonable y moderada (19-21). Otras publicaciones han mostrado que los diarios de actividad pueden aplicarse en estudios con un número importante de sujetos, más de 300 en el trabajo de Pfitzner et al (22) en Alemania y 400 en el de Pearce et al (23) en Inglaterra. Sin abordar el aspecto de la AF diaria o semanal en su totalidad, la técnica del diario nos parece adecuada para el objetivo de nuestro trabajo, que fue establecer el valor acelerométrico específico de cada AF principal de niños escolares, y el valor de algunas actividades menos habituales. La combinación de datos prospectivos, obtenidos por registro tipo diario y datos acelerométricos respaldará una ponderación más exacta de cada ítem de cualquier cuestionario de AF en niños o adolescentes. El objetivo del presente estudio fue determinar por valores acelerométricos el nivel de intensidad de diferentes actividades usuales y específicas de niños escolares chilenos. SUJETOS Y MÉTODOS El presente trabajo fue un estudio de tipo descriptivo simple, la muestra determinada por conveniencia y consistió en 93 niños de 10 a 12 años, alumnos de 5° y 6° básico. Ellos participaron en forma voluntaria en el proyecto sin ser especialmente seleccionados, en el marco y continuación de la línea de investigación abordada anteriormente (15), y fueron reclutados en tres colegios diferentes de la Región Metropolitana, uno público (n=30), uno privado subvencionado (n=29) y uno particular (n=34). Los niños firmaron junto con sus padres un consentimiento informado y el estudio fue aprobado por el Comité de Ética del INTA. Casos de obesidad o limitación física fueron excluídos del estudio. Diario: Se utilizó un formato estructurado donde el escolar registró por escrito sus sucesivas ocupaciones del día (figura 1), cada 15 a 30 minutos desde las 13.00 horas (salida del colegio) hasta las 08 horas (entrada al colegio), el tiempo en clases y recreo no figuró en la hoja del diario por estar fijo dentro del programa escolar. No existió selección particular de actividades a escribir por parte de los niños. Acelerometría: Se utilizó el Actiwatch AW64 (Minimitter Godard C. y cols. Co, Bend, Oregón, EEUU) cuyo funcionamiento ha sido descrito en detalle por Puyau et al (24). Este dispositivo miniaturizado (16,3 g, 27 x 25 x 9 mm) consiste en un traductor piezoeléctrico y un microprocesador que transforma las aceleraciones omnidireccionales en señales cuantitativas que son registradas en la memoria. La cantidad de minutos con cpm entre 0 y 100 se califica como tiempo en estado de reposo (sedentario) entre 101 y 900 como actividad leve, entre 901 y 2200 como actividad moderada y mayor a 2200 como actividad vigorosa, según la clasificación de Puyau et al (24). El Actiwatch se fija con un cinturón semi - elástico sobre la cadera derecha. Los valores de cpm de cada actividad en particular reportada en el diario y su duración fueron establecidos por análisis y comparación meticulosa con los datos cpm minuto por minuto como lo muestra el ejemplo (figura 1). Protocolo: El estudio se realizó en los años 2004 y 2005. Las mediciones se efectuaron en los meses de septiembre y octubre. El martes o miércoles de la semana, durante el primer recreo escolar (09 AM) los alumnos recibieron el formulario de diario con instrucciones para su llenado y se les colocó el acelerómetro. Los diarios y la acelerometría se realizaron por un día en 86 sujetos y por tres días en 7 sujetos. De los 93 participantes, 13 fueron eliminados por abandono (no entrega de diario), diario ilegible o problemas técnicos del acelerómetro. Los datos de 80 escolares restantes (39 niños, 41 niñas), se analizaron comparando en forma meticulosa cada actividad anotada en sus diarios con los valores de cpm registrados en paralelo, como lo ilustra la figura 1. Los periodos de valores contradictorios fueron descartados. Estadística: Los datos fueron procesados mediante STATA13 aplicando una estadística descriptiva y comparativa según el caso. Se consideró significativo un p < 0,05. Se realizó la prueba de Kolmogorov - Smirnov para verificar la normalidad de los datos, y las diferencias fueron determinadas por la prueba no paramétrica de Mann – Whitney. RESULTADOS En los diarios de los 80 niños participantes, se identificaron 26 actividades y ocupaciones; 11 fueron calificadas de principales, escencialmente por la duracción de sus registros, las cuales van de “dormir” a “correr”; sus valores cpm se presentan en figura 2 y tabla 1, (incluyendo el promedio de duración de los registros). Excepto para el valor recreo, la figura separa claramente las 5 ocupaciones sedentarias de las actividades moderadas. El rubro “furgón y auto” se refiere al transporte en minibús escolar y auto particular para ir al colegio y volver a casa. Estos valores son difíciles de interpretar, pues el acelerómetro registra también los movimientos y sacudidas del vehículo por “eventos” en la calle. Las actividades catalogadas como “juegos al aire libre” han sido muy variadas desde jugar en un parque público, pasear en bicicleta, andar en monopatín hasta pasear al perro o estar sentado en el pasto conversando con amigos/as. No hubo diferencia significativa entre juegos al aire libre y caminar, pero sí entre juegos al aire libre y deportes o educación física escolar (p 0,007). El ítem “caminar” registro esencialmente los alumnos que van a pie al colegio y vuelven a su casa y también los que han caminado por otro motivo; visita a familiares, compras, entre otros. Su mediana no tuvo diferencia significativa con deportes y educación física escolar. La actividad “correr” se situó netamente en la categoría de AF vigorosa por su valor mediano superior a 2.200


Sochinut_43_3
To see the actual publication please follow the link above