Page 43

Rev Nutr 43-4

en el test UKK fueron de 26,7±4,7 ml•kg-1•min-1. Además, las educadoras con obesidad presentaron valores promedio de vo2max menores a las educadoras con normopeso. Tanto el valor promedio de la muestra como el de cada grupo dividido 372 por IMC fue menor de acuerdo a valores de referencia en mujeres sedentarias de rango de edad entre 35 a 44 años (30,0±5,4ml•kg-1•min-1) (32).Esto indicaría que las educadoras poseen una capacidad cardiorrespiratoria muy baja, lo que podría estar asociado a una baja práctica de ejercicio físico en la población en estudio y/o a deficientes hábitos de actividad, los cuales no fueron medidos. Otros estudios si han considerado estas variables y los resultados mostraron que sólo el 40% de las educadoras de párvulo consideraba el sobrepeso como un riesgo para la salud física. Por otro lado, las educadoras con obesidad pasaban más tiempo frente a un televisor o una pantalla y cuando comían lo hacían menos con sus familias y más frecuentemente mirando televisión que las educadoras con peso normal (5). El hecho que las educadoras, y en particular las que presentaron altos niveles de IMC, tuvieran bajas capacidades cardiorrespiratorias podría condicionar la intensidad y frecuencia con la que se realicen las actividades físicas en los jardines infantiles, lo que podría influir directamente en el nivel de actividad física de los niños que educan. La importancia de un perfil nutricional normal y una buena condición física de educadoras de párvulo podría repercutir en la población infantil. Ma et al (2014) afirmaron que la educadora es un modelo a seguir en su labor educativa y cuando ellas son más activas, los niños son más activos (33). En relación a esto, de Craemer et al.(2014) realizaron un estudio a educadoras de párvulo, el cual reveló que el 41,2% presentaban un preocupante estado de sobrepeso; y por consiguiente, el riesgo de tener alumnos con sobrepeso Zapata R. y cols. en edades preescolar aumentaba aproximadamente 2,32 veces (34). En este sentido, un estudio reciente evaluó a asistentes de educadoras de párvulos, padres y alumnos, confirmando que existía una relación entre el IMC de los padres con los de sus hijos y entre el IMC de la asistentes de las educadoras y el IMC de los alumnos. Estos autores también mencionaron que los comportamientos saludables de las asistentes tenían un efecto duradero en los hábitos de vida de los niños de edad preescolar (20). En la población infantil, los niveles de inactividad física son elevados y el patrón de actividad física en niños preescolares tiene una tendencia a ser sumamente reducido. Un estudio de Vásquez et al. (2005) comparó a niños asistentes a jardines infantiles con niños que no asisten, los resultados mostraron que no hubo diferencias en patrón de sedentarismo (35), lo cual nos podría estar indicando la baja capacidad de los jardines por aumentar el nivel de actividad física y promocionar estilos de vida saludable en los alumnos. Diversos autores han demostrado que la cantidad de actividad física realizada por los niños en jardines infantiles dependen directamente del jardín al que asistan (36), lo que hace referencia a la importancia del tipo de ambiente en el que se realicen las actividades (dentro o fuera de la sala), el equipamiento que se utiliza, el tamaño y color de los patios (37). Además, la evidencia plantea que la participación de modelos reales de estilos de vida saludable en educación es fundamental para combatir la obesidad y el sedentarismo (38). Destacamos como una fortaleza del estudio la batería de evaluación nutricional, de composición corporal y condición física. Fue rápida, efectiva, económica, fácil de realizar y segura para quienes fueron evaluadas, no se presentaron abandonos durante la ejecución, ni se generaron efectos desfavorables posterior a esta. Por lo que podría servir de guía para un TABLA 3 Correlación bi-variadas de Pearson (r) entre variables antropométricas, de composición corporal y capacidad física dado por IMC y % masa grasa. Variables IMC %Masa grasa (r) (r) Variables de composición corporal Masa magra (%) -0,59** -0.91** Masa ósea (%) -0,57** -0,81** Variable metabólica Tasa metabólica basal (kcal/dia) 0,63** 0,39** Variables de capacidad física Test de fuerza explosiva Squat jump Altura alcanzada(cm) -0,18 -0,98 Altura alcanza/peso (cm/k) -0,48** -0,49** Potencia necesaria (watts) 0,39** 0,47** Test de capacidad aeróbica UKK test FC Inicio del Test UKK (lpm) 0,37* 0,21 FC Final del Test UKK (lpm) 0,05 0,02 Tiempo de prueba (min) 0,34* 0,31* Vo2max (ml·kg-1·min-1) -0,59** -0,43** (n=46), *p<0,05 y **p<0,001.


Rev Nutr 43-4
To see the actual publication please follow the link above