Page 40

Rev Nutr 43-4

Diferencias de composición corporal y condición fisica en educadoras de párvulo con normopeso, sobrepeso y obesidad: estudio transversal 369 relación a las causas conductuales, la condición física puede llegar a ser un importante predictor de mortalidad, la cual al ser mejorada es capaz de reducir los factores de riesgo de enfermedades independiente al peso corporal (4). Los profesores y educadoras de párvulo, no son una excepción a las tendencias mundiales de sobrepeso y obesidad. Un estudio realizado en Alemania con una muestra de 313 educadoras de párvulo (18-62 años) observó que 41,2% y 17,9% presentaban sobrepeso y obesidad respectivamente (5); prevalencia más alta comparada a valores de referencia de su país. En Chile, las educadoras de párvulos son las profesionales responsables de la educación en los preescolares, reciben una formación universitaria con conocimientos sobre estilos de vida saludable, que responden a los lineamientos que explicitan las bases curriculares de la educación parvularia, específicamente en el núcleo de autonomía y vida saludable (6).De esta forma, si se considera que los menores de 6 años permanecen gran parte de sus días en establecimientos educativos(5), las educadoras de párvulo tienen una gran influencia promoviendo y practicando hábitos de vida activa con sus alumnos, asumiendo un rol clave en la implementación de estrategias de prevención de la inactividad física y obesidad infantil(7). Su capacidad de promover el juego en los recreos, se asocia positivamente con un mejor rendimiento de patrones motores en los niños (8). Además, se ha demostrado que las educadoras pueden ser capaces de aumentar la intensidad de las actividades que los menores realizan (9) lo que promovería el incremento del gasto energético y la disminución de la obesidad (10). Pese al importante rol que juegan las educadoras de párvulo en la creación de hábitos de salud y la mejoría de la capacidad física de los niños, no se conoce con certeza cómo es el IMC, composición corporal y la condición física de este grupo de profesionales. Son escasos los estudios internacionales que hayan evaluado estas variables en las educadoras de párvulo, no encontrando estudios nacionales quelas caractericen a nivel nutricional y físico. El objetivo del estudio fue determinar el IMC, la composición corporal, la tasa metabólica basal y la condición física de las educadoras de párvulo de la provincia de Bio-Bio, Chile. SUJETOS Y MÉTODOS Diseño: Estudio cuantitativo, transversal y de diseño ex post facto. Participantes: del total de las educadoras del sistema municipal de educación de párvulo de la provincia del Bio-Bio (Chile) se evaluaron voluntariamente su IMC, composición corporal, tasa metabólica basal y condición física a 48 mujeres de entre 24 y 50 años, que representan 73,85% de las educadoras de la provincia, previa carta de consentimiento, autorización de un médico y cuestionario de aptitud para la actividad física (CAAF) completados satisfactoriamente. Tanto el control médico como el C-AAF indicaron la idoneidad cardiovascular de los sujetos para realizar los test. 2 participantes que tenían una patología osteo-articular aguda fueron eliminadas del estudio, por lo que la muestra quedo formada por 46 educadoras (tabla 1). El n muestral no alcanzó a ser representativa del total de las educadoras de párvulo del sistema municipal de la provincia de Bio-Bio (n=56, considerando una heterogeneidad de 50%, 5% de margen de error y 95% de nivel de confianza). Procedimientos: Todas las evaluaciones se realizaron entre las 09:00 y 12:00 horas, durante 2 semanas, siempre en la misma habitación con condiciones estándar de humedad (50%+-10) y temperatura (21ºC+-2). Evaluaciones: Cuestionario de Aptitud para la Actividad Física (C-AAF): Se utilizó la versión adaptada del original Activity Readiness Questionnaire (PAR-Q). Consta de 7 preguntas con respuesta “si” o “no” y permite identificar los riesgos antes de iniciar un programa de ejercicio físico. Es necesario responder “no” a todas las preguntas para poder iniciar el programa de ejercicio. Si se responde afirmativamente a alguna pregunta, se recomienda consultar a un médico. Antropometría: Se evaluó la estatura y el peso mediante una balanza con tallímetro (Tanita, WB-3000, Japón) con sensibilidad de 0,1 cm y 0,1 kg respectivamente. Se calculó el índice de masa corporal (IMC), mediante la fórmula de Quetelet peso/ (estatura2) (11). Los valores de IMC fueron establecidos de acuerdo a los indicadores de la OMS para adultos sobre 20 años, donde normopeso: IMC entre 18,5 y 24,9, sobrepeso: IMC entre 25 y 29,9 y obesidad: IMC igual o superior a 30 (12). El equipo del proyecto fue previamente validado y estandarizado con la técnica antropométrica mediante método Stantro. Composición corporal y tasa metabólica La medición del porcentaje de grasa, masa magra, masa ósea y tasa metabólica basal, se efectuó con las participantes descalzas en posición de bipedestación con los brazos relajados junto al tronco realizando una medición pie-pie mediante 4 electrodos (metatarso-calcáneo), a través de bioimpedanciometro (Tanita SC-331, Japón) con una sensibilidad de 1% para porcentaje de grasa y 0,1 % para masa libre de grasa (13). Condición física: Se evaluó mediante la fuerza explosiva y la capacidad cardiorrespiratoria. a) Fuerza explosiva: fue evaluada mediante el test squat jump, el cual permite estimar mediante la altura alcanzada la capacidad de los miembros inferiores de manifestar fuerza explosiva (14). Se utilizó la plataforma de salto DM Jump by Prometheus, con la Formula Altura=Tiempo de Vuelo x 1,226. Cada participante tuvo 3 oportunidades de saltar, se utilizó para la estadística el promedio de los tres saltos. (Se corrigió a posteriori altura alcanzada/peso)(15). b) Capacidad cardiorrespiratoria: se evaluó mediante el UKK Test, el cual consiste en realizar una caminata de 2 kilómetros en una superficie plana lo más rápido que pueda, no fue posible correr en ningún momento en la prueba. El resultado del test es considerado como un indicador de condición física, el que toma en atención la edad de la persona, sexo, altura, peso, tiempo en que se demora en completar los 2 kilómetros del test y la frecuencia cardíaca al término del test (16).Para aumentar la seguridad de la prueba, se valoró la percepción del esfuerzo utilizando el índice de Borg modificado. Comité de ética: Las evaluaciones del IMC, composición corporal y capacidad física fueron aprobadas por el Comité de ética de la Universidad de Concepción, Los Ángeles, (Chile) y se realizaron previa firma de cartas de consentimiento, respetando la autonomía del sujeto según la ley 20.584. Todos los procedimientos utilizados para la realización del presente estudio han seguido los principios éticos para las investigaciones médicas en seres humanos según la Declaración de Helsinki actualizada en la 64ª Asamblea General, Fortaleza, Brasil, octubre 2013. Análisis estadísticos: Los resultados fueron expresados como promedio ± desviación estandar y en el análisis descriptivo de la muestra se agregaron los intervalos de confianza. Los datos se analizaron utilizando el programa SPSS (v.19.0, SPSS Inc., USA). Para determinar la normalidad de las variables analizadas se utilizó el test de Shapiro-Wilk y para determinar la homogeneidad de varianzas la prueba de Levene. Se usó ANOVA de un factor para determinar diferencias globales


Rev Nutr 43-4
To see the actual publication please follow the link above