Page 14

Rev Nutr 43-4

343 Factores determinantes del estado nutricional del folato y el rol de la variante genética C677T de la enzima MTHFR y por consiguiente, la formación de THF a partir de DHF por medio de esta vía. Aunque a partir de la síntesis de purinas se puede obtener THF, es importante considerar que esta vía ocurre principalmente en células o tejidos que experimentan recambio celular permanente. El hígado deposita y distribuye el folato a tejidos extrahepáticos, no posee esta característica de recambio, por lo tanto en los hepatocitos (y eritrocitos), esta vía se activa sólo ante la necesidad de aumentar la producción de nucleótidos para la síntesis de proteínas. Es poco probable que mediante estas vías alternas de obtención de THF, se logre normalizar la concentración de folato intracelular en individuos que presenten el genotipo T/T de la variante 677 C→T de la enzima MTHFR. Las bajas concentraciones de folato al interior de las células, podría aumentar su dependencia por el folato disponible en suero favoreciendo la rápida captación del mismo, lo cual podría explicar los bajos niveles de FS consistentemente identificados por diferentes investigadores. Respecto a las concentraciones de homocisteína, es biológicamente plausible considerar que la insuficiente concentración de la coenzima 5m-THF enlentece la remetilación de homocisteína a metionina, incrementando las concentraciones intracelulares de homocisteína y en consecuencia, las del plasma sanguíneo. La representación de los efectos de la enzima MTHFR termolábil en el hígado o eritrocitos sobre los niveles de FS, FE y homocisteína se resumen en la figura 3. SITUACIÓN ACTUAL EN COLOMBIA En Colombia, no se cuenta con estudios que describan la prevalencia de deficiencia de folatos en la población, siendo necesario para planificar, desarrollar, ejecutar y evaluar políticas públicas enfocadas hacia el mejoramiento del estado nutricional, la prevención y el control de la deficiencia de este micronutriente. Pese a la falta de información, el país cuenta con una política de fortificación de la harina de trigo con ácido fólico desde finales de la década de los 90, la cual establece la adición de 1500 μg de ácido fólico por cada Kg de producto (41). Se desconoce el efecto de dicha fortificación en el perfil epidemiológico asociado a la deficiencia de esta vitamina, como la anemia macrocítica, hiperhomocisteinemia, DTN, cáncer, entre otras. El año 2013 se publicaron las nuevas guías de práctica clínica para la prevención, detección temprana y tratamiento de las complicaciones del embarazo, parto o puerperio (42), las cuales recomiendan una suplementación diaria con 400 μg de ácido fólico tres meses previos a la concepción para prevenir los defectos del tubo neural, basada en estándares científicos. Sin embargo, se desconocen las concentraciones de FE en la etapa preconcepcional de las mujeres colombianas antes y después de la suplementación con estas dosis adoptadas por el ministerio de salud del país y sus beneficios en la población. De acuerdo con las últimas encuestas de la situación nutricional del país (ENSIN 2005 – 2010)(43,44), los colombianos presentan bajas ingestas de folato en sus dietas. En el año 2005 se determinó que 75% de las mujeres entre 19 y 50 años consumió como máximo 308 μg de folatos por día (43). El año 2010, se demostró que sólo 50,5% de la población consumió frutas, 15,9% leguminosas y 9,6% verduras diariamente, alimentos considerados como principales fuentes de folato (44). La prevalencia de los alelos de riesgo de la variante 677C→T de la enzima MTHFR (CT/TT), es alta en sujetos colombianos. Un estudio que incluyó a 152 personas mayores de 18 años, de diferentes ciudades del país, mostró que 65,8% de los individuos, portaban la enzima termolábil (TT=13,2% y CT=52,6%) (45). Las bajas ingestas de folatos, la alta prevalencia de estos polimorfismos y la práctica de hábitos y estilos de vida no saludables, como el consumo de alcohol y cigarrillo, podrían generar un balance negativo de folato y aumentar el riesgo de hiperhomocisteinemia en nuestra población y los casos de morbi-mortalidad asociados. CONCLUSIONES El folato es un nutriente esencial dado que los humanos carecen la actividad enzimática para sintetizarlo; con funciones biológicas muy importantes como la regulación de la expresión génica, proliferación y supervivencia celular. Diferentes indicadores bioquímicos son útiles para medir el estado nutricional del folato; el FS permite identificar las ingestas recientes de folato, mientras que el FE es utilizado para evaluar las reservas corporales de la vitamina. Los puntos de corte aceptados actualmente son definidos para evitar la hiperhomocisteinemia y en el caso de las mujeres los embarazos afectados por DTN, sin embargo los valores no son coincidentes. Factores ambientales modificables como la dieta, el peso corporal, la actividad física, el consumo de sustancias psicoactivas, la ingesta de medicamentos y problemas de malabsorción afectan los biomarcadores del estado nutricional del folato. La susceptibilidad genética juega un papel determinante en la regulación del FS y FE. Varios polimorfismos se han asociado con las concentraciones de folato y homocisteína, siendo la variante C677T de la enzima MTHFR la más estudiada. La combinación homocigótica T/T, la cual genera una enzima termolábil, se ha asociado con bajos niveles de FS y FE y altas concentraciones de homocisteína. Las frecuencias alélicas de la variante y los factores de riesgo difieren entre regiones, por lo cual es necesario diseñar estudios con muestras representativas que corroboren el efecto de los polimorfismos sobre los indicadores bioquímicos del estado nutricional del folato y determinar el efecto dosis-respuesta y así contribuir con la evidencia científica necesaria para modificar las recomendaciones nutricionales. RESUMEN El folato es un nutriente esencial porque los mamíferos carecen de actividad biológica para sintetizarlo. Diferentes factores generar deficiencia de folato. Estudios recientes han identificado que la variante C677T de la enzima metilen tetrahidrofolato reductasa (MTHFR), puede jugar un papel en las concentraciones de folato sérico (FS) y eritrocitario (FE). El objetivo de este trabajo fue revisar algunas generalidades del folato, su metabolismo, los factores relacionados con su deficiencia, los indicadores bioquímicos utilizados para evaluar el estado nutricional del folato y el papel del polimorfismo C677T de la enzima MTHFR sobre el ciclo del folato y de la metionina. Es necesario diseñar estudios con muestras representativas que corroboren el efecto de los polimorfismos sobre los indicadores bioquímicos del estado nutricional del folato y determinar el efecto dosis-respuesta y así contribuir con la evidencia científica necesaria para modificar las recomendaciones nutricionales. Palabras clave: Metilen tetrahidrofolato reductasa, folato sérico, folato eritrocitario, folato sanguíneo. BIBLIOGRAFÍA 1. Screen G, Smith J, Groff J. Folate. In: advanced nutrition and human metabolism. Fifth. Canadá; 2010. p. 348–57. 2. Thuesen BH, Husemoen LL, Ovesen L, Jørgensen T, Fenger


Rev Nutr 43-4
To see the actual publication please follow the link above