Page 53

Rev Nutr 43-1

Estado nutricional, parasitismo intestinal y sus factores de riesgo en una población vulnerable del municipio de Iza (Boyacá), Colombia año 2013 51 última década, se ha incrementado aún más su reconocimiento como un importante problema en las diferentes comunidades (53-56). Su predominio es cada vez más alto en los estratos bajos de la sociedad, en donde existen deficiencias sanitarias y marginalidad; estas infecciones se producen en el humano cuando sus hábitos y costumbres se encuentran con los ciclos de vida de los helmintos y protozoos (57,58). El presente estudio encontró en los adultos mayores el parásito patógeno Entamoeba histolytica/E. dispar, pero no todas las personas que tienen el parásito desarrollan enfermedad ya que unas poseen Entamoeba histolytica y otras E. dispar que no es patógena y la observación microscópica no es una herramienta adecuada para el diagnóstico de la amebiasis, es útil como un método para la identificación de amebas del complejo E. histolytica/E. dispar, sobre todo en los grandes estudios epidemiológicos (17). También se encontraron parásitos comensales como Entamoeba coli  que se transmite en forma de quiste viable que llega a la boca por contaminación fecal y se deglute, se localiza en la luz intestinal (intestino grueso) (17). Blastocystis hominis del cual su patogenicidad ha sido discutida por largos años ya que algunos investigadores consideran que carece de importancia clínica pero tiene importancia epidemiológica; la patogenicidad puede depender del número de parásitos presentes en las muestras de heces, de la presencia de otros microorganismos concomitantes y del estado inmunológico del paciente (59). El grupo de los niños menores de cinco años tuvo una presencia similar de parásitos a los adultos mayores exceptuando un caso de Ancylostoma duodenale que se asocia a la vida rural y a la manipulación de tierra (60-62). Sólo una mujer gestante presentó parásitos intestinales patógenos Entamoeba histolytica/E. dispar lo cual indica que han tenido en cuenta las medidas higiénico sanitarias y una buena adherencia a los controles prenatales y sus recomendaciones. La blastocistosis es una parasitosis intestinal que tiene una alta prevalencia tanto en el ámbito nacional como internacional, por lo cual, Blastocystis hominis fue uno de los parásitos más encontrados en adultos mayores como en niños menores de cinco años, similar a lo reportado en otras investigaciones (57,59,63), dicho parásito sigue siendo de patogenicidad discutida pero su prevalencia es aun alta. El consumo de agua potable no hervida, con ausencia de medidas adecuadas de saneamiento básico, son factores de riesgo determinantes importantes en la prevalencia de B. hominis, especialmente en niños. La Entamoeba histolytica/E. dispar, como lo han reportado otras investigaciones (57,59,64); en el momento que invade la mucosa intestinal causa úlceras a nivel del ciego y en la región sigmoidea, puede penetrar las capas muscular del intestino o atravesar la serosa perforando el peritoneo y afectar otros órganos como hígado, pulmones, piel y cerebro (17). En la comunidad estudiada el hallazgo de comensales como Entamoeba coli, Endolimax nana y Iodamoeba butschilii con una frecuencia similar a la encontrada en otros estudios realizados mundialmente (64,65), hecho importante debido a que es un indicador de fecalismo, malos hábitos higiénicos, lo que permite inferir su elevada probabilidad de transmisión y aunque estas especies no son patógenas y no tienen gran impacto clínico, son de suma importancia reportarlas por su relevancia epidemiológica, ya que muestra que el individuo parasitado puede ser un foco latente de transmisión y para evitar infectarse se debe tener una óptima higiene personal (66). En el presente estudio hubo un predominio de protozoos sobre helmintos lo cual coincide con otros estudios, debido a las características que tienen los quistes de los protozoos; que son estables en el medio ambiente, efectivos aún en bajas infecciones y que no son destruidos por el cloro en concentraciones utilizadas para la potabilización del agua (9,10,57,65,66). CONCLUSIONES - La población estudiada presenta varios factores de riesgo de alteraciones nutricionales y parasitismo intestinal como son el acceso restringido a alimentos por bajos ingresos, bajo nivel de escolaridad, falta en el suministro de agua potable, servicios higiénicos inadecuados, alcantarillado insuficiente y falta de eliminación de desechos sólidos y líquidos entre otros. - Las medidas higiénico sanitarias aun son deficientes por falta de cubrimiento de los servicios básicos y a pesar de haber encontrado un alto porcentaje de parásitos intestinales no se evidenció asociación estadísticamente significativa con la desnutrición y los factores predisponentes encontrados en el estudio. - La prevalencia de parásitos intestinales en los grupos estudiados fue 67,8%, predominando los protozoos y los parásitos no patógenos. Se encontró mayor número de parásitos intestinales en niños y adultos mayores que en mujeres gestantes. RESUMEN El objetivo del estudio fue establecer el estado nutricional, el parasitismo intestinal y sus factores de riesgo en mujeres gestantes, adultos mayores y niños menores de 5 años. A cada uno de los participantes se le aplicó una encuesta, valoración del estado nutricional (peso y talla), medición de indicadores como hemoglobina, hierro sérico, ferritina, transferrina, proteína C reactiva, y búsqueda de parásitos intestinales, seguido de un plan de manejo médico. Se encontraron como factores de riesgo para parasitismo intestinal, malos hábitos de higiene y falta de cubrimiento de los servicios públicos básicos. En los adultos mayores se encontró que 22% tenían sobrepeso, 16,5% obesidad, los niños y niñas 15,2% tuvieron sobrepeso u obesidad y 15,2% presentaron algún riesgo de desnutrición aguda, por otra parte presentaban prevalencias de anemia leve y moderada, 26,4% de adultos mayores y 14,9% de los niños. La prevalencia de parásitos intestinales fue 65.3%; encontrándose parásitos como Entamoeba coli, Blastocystis hominis y Entamoeba histolytica/E. dispar. Es importante fortalecer los programas de seguridad alimentaria para disminuir los índices de malnutrición. A pesar de haber encontrado un alto porcentaje de parásitos intestinales no se encontró asociación estadísticamente significativa con la desnutrición y los factores predisponentes. Palabras clave: población vulnerable, parasitismo intestinal, malnutrición, deficiencia de hierro, anemia. Agradecimientos y financiación: Proyecto Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia - Tunja - Boyacá. Conflicto de intereses: ninguno declarado. BIBLIOGRAFÍA 1. Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional en América Latina y el Caribe 2013. Hambre en América Latina y el Caribe: acercándose a los Objetivos del Milenio. Consultado en Octubre de 2014. Disponible en:www.fao.org 2. Kerry J, Parul C, Lee S, Margia A, Hongjie C, Ashika N, Christine P, Subarna K, Steven L, Keith P. Micronutrient Deficiencies are common in 6- to 8-Year-old children of


Rev Nutr 43-1
To see the actual publication please follow the link above